Bienvenidos

Este es un humilde sitio donde podré difundir también mis escritos. Volcaré semanalmente algunos de mis cuentos editados e inéditos para que la gente pueda disfrutarlos.

Espero les agrade.




domingo, 27 de enero de 2013

Aquel Puente



La imagen latente de un pibe feliz, subiendo peldaño a peldaño la escalera que me separaba de la vertiginosa altura del puente sobre las vías.
La mística sensación de verme en la distancia más cercana al cielo y la emoción de sentir el tren, pasar por debajo a un ritmo más lento, ante la proximidad de la estación.
Tan imponente resultaba la altura que me separaba del tren, como larga me parecía la formación ferroviaria que surcaba las vías de mi Barrio, desde Once, con destino Lejano Oeste.
Han pasado muchos años de aquella epopeya que significaba escalar el puente de Rojas.
Han pasado centímetros de distancia entre la altura de aquel precoz hombrecito aventurero y este maduro cuarentón.
Pero el Barrio es el mismo y el puente no ha cambiado su fisonomía general, salvo algo de pintura, el deterioro del piso o la mayor iluminación que emana desde dos modernas torres reflectoras, para prevenir la mayor peligrosidad, producto de esta nueva sociedad, sobre todo, en lugares de poco tránsito.
Aquel puente, este puente y la sensación de ver un puntito en el horizonte ferroviario, que aumenta su dimensión con el giro del segundero.
La mágica sensación de vivir el temblequeo propio al paso de la formación, allá abajo.
Y el puente, hoy, no tan alto.
Aquel puente, este puente sobre las vías, en la calle Rojas, de mi Barrio Caballito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hazte miembro de este blog y tu mensaje respetuoso, siempre será bienvenido